El Apóstol Eduardo S. Cañas Estrada y su esposa, la profeta Fulvia Arboleda de Cañas, son los pastores principales de la Comunidad Cristiana Manantial de Vida Eterna. Llevan más de 35 años de labor ministerial en la ciudad de Bogotá y se han proyectado a un reconocimiento mundial por su definida pasión por las almas, el evangelismo y la restauración individual y familiar, así como por su interés en llevar a todas las naciones  la presencia del Espíritu Santo. 
En 1978 el Reverendo Eduardo Cañas se tituló como Teólogo Ministerial y en 1979 se convirtió en Ministro Facultado por el Concilio de las Asambleas de Dios de Colombia. En 1991 recibió la licenciatura como Maestro en Biblia por parte del Instituto de Superación Ministerial “ISUM”. En 2002 le fue otorgado el Doctorado en Divinidades por parte de “The Vision International University”, en California; y en 2003 recibió el Doctorado en Teología y Exposición Bíblica en la Universidad Cristiana de California. Ha sido pastor general de la Comunidad Cristiana Manantial de Vida Eterna desde su fundación en 1975 y Honorable Concejal de la ciudad de Bogotá entre 1998 y 2002. Su labor pastoral con marcada influencia a nivel social, le ha permitido obtener públicos reconocimientos como La Orden Civil al Mérito José Acevedo y Gómez en el Grado de Gran Cruz en el año 2002, y la Orden del Congreso de la República en Grado de Comendador en el año 2004.

 

 

   
En 2009 su ministerio fue elevado al grado apostólico por reconocimiento de la Iglesia Manantial y la Coalición Apostólica de Colombia, siendo invitada para dicho comisionamiento la Apóstol Naomi Dowdy, miembro de la Junta de Ancianos de la coalición Internacional de Apóstoles. Por su parte, la Pastora y Profeta Fulvia Arboleda de Cañas es Licenciada en Teología Ministerial del Instituto de Superación Ministerial “ISUM”. Ha servido junto a su esposo como Pastora General de la Comunidad Cristiana Manantial desde su fundación. Además, ha sido tesorera nacional del Concilio de las Asambleas de Dios de Colombia y, actualmente, junto a su labor ministerial en calidad de Pastora y Profeta, lidera una sede de Manantial en el norte de la ciudad de Bogotá. 
Apasionados por la causa de Cristo, los Pastores Cañas se han convertido en punta de lanza y ejemplo de entrega y consagración para otros líderes, ministros y comunidades enteras dentro y fuera de Colombia. Uniendo la sabiduría espiritual otorgada por Dios y las habilidades administrativas que él mismo les ha concedido, han podido confirmar en sus vidas y en las de centenares de ministros que han salido de sus lomos, las palabras de  Isaías 52:7 “¡Qué hermoso es ver llegar por las colinas al que trae buenas noticias, al que trae noticias de paz, al que anuncia la liberación y dice a Sión: "Tu Dios es rey"!”